¿Cómo ahorrar espacio en el baño?

Nuestras casas son cada vez más pequeñas y, en consecuencia, el espacio disponible para el cuarto de baño se está reduciendo al mínimo. Todo el mundo sueña con tener varios cuartos de baño en pisos pequeños: donde antes se ubicaba un baño amplio de cuatro piezas, hoy buscamos tener dos cuartos de baño pequeños. ¿Cómo se puede hacer realidad y ahorrar espacio en el baño al mismo tiempo?

¿Te agobia la falta de sitio y buscas ahorrar espacio en el baño? Tranquilidad: los expertos en interiorismo tenemos la solución para que hagas realidad tu baño ideal en un espacio reducido. No se trata solo de lavarse los dientes, ducharse o hacer la colada. El cuarto de baño es el lugar donde comenzamos y terminamos el día, y por ello debemos prestar atención a su diseño para encontrar comodidad y tranquilidad entre sus paredes. ¿Empezamos?

Obviamente, a todo el mundo le gustaría disponer de varios cuartos de baño, amplios y totalmente equipados. No obstante, hoy ha cambiado la manera de proyectar y diseñar el baño. Los primeros en adaptarnos a estos cambios hemos sido los propios profesionales. Ahora, el mercado de muebles para cuarto de baño ofrece cada vez más opciones de mobiliario compacto. El lavabo y el inodoro ocupan el mínimo espacio sin sacrificar diseño, y ya nos hemos olvidado prácticamente por completo de los bidés, un elemento que hace años parecía inamovible.

Primer consejo para ahorrar espacio en el baño: elige bien tus muebles

Como ya hemos dicho, los fabricantes de mobiliario de baño diseñan equipos con muy poco fondo y totalmente funcionales, ergonómicos y con múltiples posibilidades estéticas. De esta manera, ahora encontramos lavabos con menos de 40 cm de fondo, en comparación con los 50 o 55 cm de los lavabos “de toda la vida”.

Además, ahora tenemos opciones muy interesantes como instalar la grifería en un lateral para arañar más centímetros, o elegir griferías de pared encastradas que aportan una imagen única y espaciosa a nuestro cuarto de baño.

Respecto a los inodoros, este elemento imprescindible también ha seguido la misma línea de diseño. Hoy los modelos de inodoros más solicitados son compactos, con 60 cm de fondo y a partir de 36 cm de ancho, frente a los más de 70 cm que presentan los inodoros más antiguos. Puede parecer irrelevante, pero esos centímetros ganados marcan la diferencia entre poder abrir y cerrar la puerta, acceder a un cajón con facilidad o dejar paso en cuartos de baño muy reducidos.

Distribución para ahorrar espacio en el baño

Así es: debemos pensar dónde irá cada elemento para no encontrarnos con un cuarto de baño que no admite una estantería, cajonera o balda para organizar nuestros enseres. Por ejemplo, aunque no haya mucho espacio, bajo el lavabo siempre hay sitio aprovechable, al igual que en la ducha. Los muebles de lavabo existen en infinidad de materiales, modelos y tipos distintos.

No pasa nada si cuentas con poco sitio en tu baño, no renuncies al orden y la organización. Las soluciones de almacenamiento con fondo reducido y en altura encajarán perfectamente en las esquinas y ángulos. Finalmente, un espejo adicional estratégicamente colocado siempre es un truco que permite generar una sensación adicional de amplitud.

Si tenemos la posibilidad de equipar nuestro baño con una, una hornacina en ducha o bañera permite disponer de una superficie de apoyo que retira utensilios del espacio central, y actualmente es el no va más en tendencias de diseño de cuartos de baño. Solo necesitas contar con unos 10 cm de profundidad en la pared para poder instalar estos elementos en cualquier parte de tu cuarto de baño.

En el baño todo es más pequeño… salvo las puertas

Efectivamente: nuestros cuartos de baño son estancias cada vez más pequeñas, pero las puertas han aumentado su tamaño. Conforme a las Normas UNE del Código de Edificación, la puerta de un cuarto de baño debe medir al menos 62,5 cm de ancho. En consecuencia, en un baño reducido el escaso espacio interior queda totalmente condicionado por la configuración de la puerta.

La solución es recurrir a puertas correderas, que cada vez podemos ver en más cuartos de baño modernos ya que facilitan el diseño, la accesibilidad y el uso de la estancia. Además, las exigencias reglamentarias han hecho proliferar una increíble gama de opciones especialmente diseñadas para ahorrar espacio en el baño. Seguro que encontrarás la que mejor se adapte a tu hogar.

Reformar el baño: valor añadido para tu hogar

Las ventajas de reformar el cuarto de baño saltan a simple vista. Una casa con baños nuevos resulta mucho más atractiva, no cabe duda. Cierto es que conlleva una inversión económica, pero estaremos aportando valor añadido a nuestra vivienda en todos los aspectos: comodidad, equipamiento, tasación, estética… Además, con el tiempo nuestro estilo de vida y nuestros gustos van cambiando, y nuestro hogar tiene que adecuarse a tus requisitos actuales. Sin ir más lejos, la llegada de nuevos miembros a la familia implica replantear los usos y funciones de cada cuarto de baño.

Por otro lado, los expertos en interiorismo y decoración recomiendan una renovación del baño cada 15 o 20 años, como mucho. Su constante uso, por parte de toda la familia y visitas, provoca que sufra mayor deterioro que otras estancias de la casa.

¿Aún no te has decidido? Si no sabes qué camino tomar a la hora de reformar tu cuarto de baño, consulta con Alago Estudio Bilbao. Te orientamos en cada paso. Consigue el asesoramiento que necesitas, a medida y exclusivo para tu proyecto: porque una estancia única en tu hogar se merece una atención especial y personalizada.

Related Posts